sábado, 8 de octubre de 2016

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN (I): TÉCNICA DEL LUGAR SEGURO

¡Hola a todos! ¿Cómo va todo?

Yo ya estoy estresada, agobiada, colapsada y todos los sinónimos que podáis buscar. Ayer ya tuve mi primer examen, cinco asignaturas integradas en 10 preguntas de desarrollo y 50 tipo test. Así son las cosas este curso, examen de este tipo cada cuatro semanas. El examen se me dio regular, ya que hice mucho mejor (y con diferencia) la parte test que la de desarrollo. Sinceramente, ante tal volumen de contenidos y cosas que memorizar, mi mente era más apta para saber contestar una pregunta tipo test de algo que me había leído un par de veces que para desarrollar algo de entre los cerca de 40 temas que caían en el examen. Además, y es algo que tengo que cambiar, me bloqueo. Sí, me bloqueo con las preguntas de desarrollo; escribo muchas menos cosas de las que sé, y al salir del examen me acuerdo de todo. Y me da rabia. Y me frustro. Pero en fin... espero ir cogiendo el ritmo poco a poco (o más bien rápido... que si no...)

Entrando ya en materia, tengo pensado hacer diferentes entradas sobre las técnicas de relajación, hablando en cada una de ellas de una diferente, para que no se hagan muy largas (tampoco os quiero tener una tarde entera leyéndome jajaja). En fin, a lo que iba, hoy os quiero hablar sobre la TÉCNICA DEL LUGAR SEGURO.

¿En qué consiste esta técnica? Pues en 'huir' mentalmente a un lugar (creado previamente) en el que nos sentamos relajados, bien con nosotros mismos y con el entorno, y en ausencia de estímulos que puedan alterarnos.

Para crear nuestro lugar seguro, necesitamos encontrarnos en un ambiente tranquilo, con luz tenue y temperatura agradable. Puedes estar sentado o tumbado, pero siempre como más cómodo te encuentres. Debes llevar ropa cómoda y ningún objeto (cinturón, gafas...) que te pueda molestar.

- Para empezar, tienes que pensar en un lugar que transmita seguridad y tranquilidad; en mi caso, por ejemplo, fue mi habitación en mi casa (no del piso donde vivo en el lugar donde estudio).

- A continuación tienes que ubicarte dentro de ese lugar: por ejemplo, yo me imaginé tumbada en mi cama y arropada con la manta.

-¿Solo o acompañado? Es otro punto muy importante. Normalmente recomiendan que estés solo en ese lugar, porque la presencia de otra persona puede generar ciertas emociones que no ayuden precisamente a sentirse relajado.

- El ´dónde' lo tienes que ubicar en un 'cuándo'. No tiene que ser una fecha exacta, ni mucho menos, pero si tienes que sentir ciertas sensaciones que por ejemplo te da el pensar en una estación determinada: cierto frescor en primavera, viento agradable en otoño, calor (no agobiante) en verano... Yo fui más específica y me ubiqué en Navidad; sí, concretamente ahí.

- Tienes que sentir los olores. Es un punto muy importante para integrarte completamente en ese lugar. Yo, por ejemplo, olía el olor que venía de la cocina, de lo que estaba cocinando mi madre. Un olor que hace que te sientas en casa, relajada y en paz (al menos para mí).

- El tacto también es esencial. Tienes que sentir la textura de donde estás, su suavidad... Yo por ejemplo, sentía la suavidad de las sábanas de mi cama, la comodidad del colchón y la almohada...

A esto, puedes ir añadiendo todo lo que se te vaya ocurriendo. Una vez que has creado tu lugar seguro, se recomienda no cambiar y utilizar siempre el mismo. Este será el lugar al que puedas huir cada vez que una situación te sobrepase, cuando necesites relajarte o cuando vayas a colapsar. Con tu lugar ya creado, puedes recurrir a él en cualquier momento: ya sea en un examen, en un sitio donde te estás agobiando por el ruido o la gente, estudiando, trabajando... Y cuantas más veces lo utilices, menos te costará recurrir a ello y llegar a tu lugar seguro.

Espero que os llame la atención esta técnica y la pongáis en práctica. Si es así, dejádmelo en los comentarios :)

Un besazo,

Noelia

5 comentarios:

  1. ¡Hola, Noelia!

    Vaya, pues no había oído hablar de esta técnica nunca. ¿Tú la sueles utilizar? ¿Te funciona?
    Voy a probarla de todas formas, porque la verdad es que he pasado unas semanitas de mucha adrenalina; que objetivamente no tiene comparación con tu examen (por cierto, muchísimo ánimo, que poco a poco verás como mejoras y acabas sacándolo todo) pero para mí ha supuesto mucho estrés.
    Entiendo que conoces más técnicas de relajación ¿dónde las has aprendido?
    Yo conozco algunas, si os interesa os puedo hablar de ello en el blog; pero me da la sensación de que las tuyas van a ser más variadas y efectivas jeje

    Ya te contaré cómo me ha ido :D
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Iratxe!

      Pues te cuento; una semana antes de que empezase el curso, desde el servicio de Psiquiatría del hospital de mi universidad nos dieron un cursillo de cuatro días sobre técnicas para controlar el estrés, algunas de ellas muy basadas en el mindfunlness. Nos dio el cursillo la psiquiatra que nos dará la asignatura de psiquiatría el cuatrimestre que viene, y la verdad es fue muy maja y aprendimos bastante. Además de que el cursillo fue bastante variado y práctico. Sí es verdad que las técnicas son bastante variadas y nuevas, al menos para mí, porque yo muchas de ellas no las conocía antes de hacer el curso. Os intentaré contar todo lo que aprendí :) A mí esta es de las que más me ha servido, no sé exactamente porqué pero me ha sido muy efectiva. Más que nada, porque cuando me agobiaba intentaba respirar y huir mentalmente a ese lugar, y por un momento me evadía de los problemas y pensaba que pasase lo que pasase siempre iba a haber un lugar que no iba a cambiar y en el que me podía refugiar. Yo te recomiendo que la pongas en práctica :)

      Un besazo!

      Eliminar
    2. Y sí, me interesaría también aprender tus técnicas!! :D

      Eliminar
  2. Bueno!! Pero si no vi psiquiatría en tu lista de especialidades y nos has dado a todos un gran post de psicoterapia!! Yo lo probaré, ya te contaré. Sobre el examen, no te exijas tanto!! La autoexigencia es buena para mejorar pero si se pasa lleva a la frustración y al desánimo. Yo odiaba el desarrollo!!! Nunca me daba tiempo a estudiarme todo y al final dependía de la pregunta que pusieran, jaja. Viendo este súper blog, la carrera te la comerás y en nada nos veremos por el hospital. Ánimo compi! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja sí, sí, pruébalo y me cuentas! :P Yo también odio el desarrollo, no me gusta memorizar, sino comprender. Todavía queda un poco para terminar... pero cada vez menos :) Un besazo!

      Eliminar