viernes, 25 de marzo de 2016

Evaluando el sistema de módulos de la UCLM

¡Hola a todos! ¿Cómo van las 'vacaciones'? Sí...vacaciones entre comillas; porque al menos yo, tengo que estudiar (aunque de la teoría a la práctica...). Y de eso trata precisamente la entrada de hoy.

Como ya sabréis por entradas anteriores, en mi facultad (UCLM Ciudad Real) se lleva a cabo un sistema organizado por módulos. Cada semestre se divide en cinco módulos, los cuales duran tres semanas y están organizados por fases.

Fase 1: se explica toda la teoría.
Fase 2: suelen ser prácticas, tiempo 'libre' (pero es obligatorio asistir) para hacer cuestiones a resolver, o si el profesor no terminó de dar la teoría la sigue explicando.
Fase 3: se corrigen las cuestiones realizadas en fase 2, se hacen exposiciones de ciertos temas...
Fase 4: prácticas siempre.
Fase 5: EXAMEN. Un viernes de cada tres semanas tenemos examen integrado de todas las asignaturas, en mi caso este semestre siete: Biología, Anatomía, Fisiología, Microbiología, Genética, Bioquímica e inmunología y Comunicación asistencial bioética. Además, cada dos módulos tenemos examen práctico de histología y de anatomía.
Fase 6: Fin de semana de descanso hasta el lunes que comienza nuevo módulo.

Y hoy me gustaría evaluar los pros y los contras de este sistema.

VENTAJAS
 
1. Te obligas a estudiar casi a diario y no lo dejas todo para el último momento.
2. Los exámenes de módulo suelen tener una carga de un 50% más o menos, lo que te beneficia para no jugártelo todo en un examen final.
3. Puedes remontar unos módulos con otros.
4. En el caso de la macro, que se evalúa junta (biología, anatomía y fisiología), puedes remontar unas asignaturas con otras: por ejemplo, si en el examen te salió mal anatomía, pero fisiología y biología bien, probablemente aprobarás.
5. Las asignaturas suelen estar integradas en el examen por sistemas, lo que hace que des cada parte del cuerpo junta en cada módulo en todos sus sentidos: anatómico, biológico y fisiológico.
6. Puedes ir viendo el tipo de preguntas y el modo de corregir de cada profesor en cada examen y tenerlo en cuenta para el siguiente y para el final.
7. La carga de estudio está repartida durante todo el curso, y no te tienes que meter el atracón de estudiar en diciembre y en mayo.
 
 
INCONVENIENTES
 
1. Solo tienes dos días de descanso cada tres semanas, lo que hace que se acumule bastante cansancio y que a largo plazo acabes quemado.
2. Si los módulos, por X razón, te han ido saliendo mal y en el final consigues aprobar, si los porcentajes no te dan, aunque hayas aprobado el final, estás SUSPENSO.
3. Es obligatorio asistir a clase, y solo puedes tener dos faltas sin justificar por módulo (la macro se cuenta como una asignatura, así que solo puedes tener dos faltas entre las tres asignaturas por módulo); lo que hace que muchas veces pierdas el tiempo en clases en las que sabes que no vas a ser capaz de atender.
4. No te puedes permitir una semana de descanso porque sí, porque sabes que tienes un examen próximo y si no, no te da tiempo.
5. El colapso mental que te genera los días antes del examen repasar siete asignaturas, y el que genera también hacer un examen de horas y horas donde cada media hora tienes que cambiar el chip de la asignatura.
6. Si tienes un mal día, y un mal examen por tanto, lo tienes con todas las asignaturas.
7. En semana 3 (la semana del examen), tu vida se para, con clases por la mañana y por la tarde y teniendo que estudiar para el examen próximo.
 
¿Qué opináis del sistema? ¿Le veis más ventajas o inconvenientes? ¿Cómo es en vuestra facultad?
 
Un saludo!
 
Noelia :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario